calendario de eventos

Patrimonio

[:es]Patrimonio Cultural en la ruta Muros, Vila de Auga e Sal.[:en]Cultural heritage in the Muros town of water and salt tour[:gl]Patrimonio Cultural na ruta Muros, Vila de Auga e Sal.[:]

< PATRIMONIO

Santuario de la Virxe do Camiño

El Cristo gótico y los exvotos

Santuario de la Virxe do Camiño

Dónde

Lugar de A Virxe do Camiño

Además

Entre el 5 y 11 de agosto no te pierdas las Fiestas de la Virxe do Camiño

Es todo un símbolo de la sociedad marinera y su religiosidad.
Por una parte, aparece vinculado desde sus primeras noticias a un hospital de ‘lazerados’ (leprosos), signo, por tanto de la caridad. Por otra parte, será centro de la devoción marinera; a Nuestra Señora del Camino se encomiendan los pescadores y navegantes dando lugar a la constante entrega de exvotos, ofrenda en agradecimiento a un favor divino.
Se tienen noticias y se conservan restos de una antigua ermita románica. Sin embargo, el santuario actual data del siglo XV. Es de estilo gótico marinero. La nave, de cuatro tramos, está formada por tres arcos apuntados que soportan cubierta de madera y descansan sobre contrafuertes. Al fondo, el altar mayor tiene bóveda de crucería nervada.
Mención especial merece el Cristo Crucificado, del siglo XIV.
Se trata de una talla gótica de estilo toscano sin parangón en la Península, salvo una imagen similar que estuvo en la colegiata de Santa María del Campo de A Coruña y hoy ubicada en La Rábida, Huelva. No conservamos la cruz original y la figura sufrió modificaciones en la época barroca. La forma de expresar el dolor a través de los símbolos de la pasión, el rostro y el cuerpo, con cierta contención, remiten a la escuela toscana. No es, en todo caso, muy extraño en una población que mantenía contactos marítimos con Italia. La misma iglesia recibió como ofrenda la pila bautismal de mármol, procedente de Génova.
Característicos del santuario son también sus exvotos, que agradecen la intercesión de la Virgen ante los peligros, desde una tempestad a un ataque pirata, como ocurre en sendos cuadros del siglo XVIII, que ilustran y narran en texto los hechos. Llama la atención la maqueta conocida como Fragata del Tránsito, ofrecida probablemente en el siglo XIX y de la que no se conoce el motivo de la ofrenda.